gadgets para blogger

Imprimir esta entrada

BARRANCO DE L´EIXAU Y ESTRECHO DE AGOST. 13 DE MARZO DE 2014


Regresamos al Barranco de L´Eixau y al estrecho de Agost. Hoy nos acompañan nuevos participantes y ampliamos un poco el recorrido para conocer la casa de L´Eixau.

Hoy repetimos el recorrido que hicimos el pasado 13 de febrero Estrecho de Agost y Barranco de L´Eixau contando con mayor número de participantes.

Además, aprovechamos esta ocasión para acercarnos a conocer la finca de L´Exau que da nombre al barranco, puesto que la vez anterior no llegamos a ella.

En el recorrido de hoy, de entre diez y once kilómetros, participamos Alberto, Juanjo, Inocente, Cristina, Raúl, Asensio y yo. Nos acompañan Reina y Nano.

El inicio lo hacemos en el mismo lugar que la vez anterior, junto al lago que hay próximo al hotel de Catí, cerca del Xorret y el recorrido es prácticamente el mismo que el anterior, por lo que solamente voy a explicar  las variantes que realizamos respecto a la anterior ruta y las anécdotas que han surgido durante el itinerario.




Prácticamente desde el inicio, se crearon dos grupos. El grupo A, que llevó un ritmo más fuerte; y el grupo B, que llevábamos un ritmo más tranquilo.

El grupo A

 El primer grupo no había hecho nunca este recorrido y como punto de referencia para acceder a la zona del barranco de L´Eixau, les indicamos que estuvieran pendientes de la formación rocosa que parece el tapón metálico de una botella de refresco o más bien, el de una botella de un litro de cerveza.


Ellos siguieron la ruta por delante de nosotros y, cuando llegamos a la casa dels Petorrins o casa de la Foradá, volvimos a encontramos. Venían de la parte trasera de la casa porque, como he indicado, no conocían la ruta y buscaban el camino.


Nos reagrupamos, saqué la siguiente fotografía y continuamos con el itinerario en dirección al estrecho de Agost.





Durante otro tramo del recorrido caminamos todos juntos hasta que el grupo A volvió a subir el ritmo de la marcha y se volvió a separar. El grupo B continuamos con la misma intensidad que llevábamos.


Siguiendo el itinerario previsto, llegamos al cruce donde se encuentra la famosa formación rocosa para adentrarnos hacia la casa de Enmig y también, con la idea de acercarnos hasta la casa de L´Eixau.

En el cruce por donde se accede a la zona del barranco de L´Eixau

Nos adentramos en el camino que conduce a las casas de Enmig y de L´Eixau con la idea de encontrar enseguida al grupo de avanzadilla, pensando que debían estar esperándonos para que les guiáramos en el recorrido; pero no fue así. Pasada la zona donde esperábamos encontrarlos, no se les veía, ni tampoco en los alrededores de la casa de Enmig, por lo que intentamos comunicar con ellos vía teléfono móvil y a la antigua usanza: silbido (ayudado por el eco del estrecho) y voces. Tras unos minutos conseguimos hablar con Alberto por teléfono y nos explicó que habían rebasado el estrecho y habían continuado algún kilómetro más hacia abajo. Les explicamos de nuevo que volvieran y cogieran el famoso camino del tapón, el cual no habían visto durante la bajada (cosa que puede suceder porque hoy la luminosidad del día era distinta y no se percibía tan bien), que era el primer camino que iban a encontrar a su derecha.

Mientras ellos llegaban, nosotros nos dirigimos a visitar la finca de L´Eixau, o de la Chau, como consta en la inscripción del nombre de la finca (suponemos que fue un error por parte de quien la realizara).

El Maigmó con niebla en su parte más alta
Finca de L´Eixau



 Al parecer, esta finca es propiedad de la Diputación de Alicante y quizá tenga intención de restaurarla por lo que se percibe en algunos detalles de la misma.
Al igual que la casa de Enmig, la de L´Eixau está enclavada en un paraje encantandor y rodeada un estupendo paisaje  a los pies de la sierra del Maigmó.



Vistas desde la finca


Después de la visita a la finca, regresamos sobre nuestros pasos para encaminarnos a la casa de Enmig, donde esperamos reagruparnos para dirigirnos a las balsas donde vamos a almorzar.

Al poco de iniciar el regreso, el grupo de avanzadilla nos sorprende caminando por el barranco en dirección al Maigmó.  Se habían introducido por el inicio del barranco porque parece un camino y porque hay unas señales pintadas en él. Si no llegan a vernos, hubiesen seguido camino hacia la sierra del Maigmó.


Los perdidos
Reagrupados de nuevo nos dirigimos a visitar la casa de Enmig.


Desde la casa de Enmig nos dirigimos a las balsas del nacimiento de L´Eixau donde almorzamos.







Finalizado el almuerzo, nos encaminamos por el barranco en dirección al estrecho de Agost, pasando por la molineta que sube el agua de una balsa.




Una vez que llegamos al camino que conduce al estrecho de Agost, nosotros nos encaminamos hacia él. El grupo A, que ya ha estado en él, inician camino de regreso.




Desde el estrecho, volvemos por el mismo camino del inicio para finalizar la ruta de hoy.

Subiendo el tramo más duro de la ruta